Recibe mis post a tu Mail

jueves, 8 de marzo de 2012

Conoce a LabMort Laboratorios - Parte II -

        Su nombre es "tetrodotoxina", una potente toxina descubierta por un pescador en las costas de Haití. Esta toxina es mortal en grandes dosis, pero en pequeñas es capaz de reducir los ritmos cardiacos y signos vitales hasta el punto de simular la muerte. Fue usada por un lapsus de tiempo por los "bokor" de la isla, hasta que un  Laboratorio de origén francés, de nombre LabMort, se interesó en la misma.
       Instalado LabMort en Haití, empezó una misteriosa explotación marina. No importó la centena de conjuros ni el vudú en contra por parte de los viejos brujos de la isla, mucho menos las movilizaciones en protesta de la explotación laboral de la empresa. Haití era una isla que nadaba en Petroleo. ¿Porque LabMort solo explotaban la pesca?
       En rigor de la verdad, no era el unico laboratorio interesado en la toxina. HARP Laboratory, de firma norteamericana tambien lo estaba. Este laboratorio era tan siniestro como el primero. Tenía miles de denuncias por oscuros manejos de fondos de miles de millones de dolares invertidos en armamentos militar con la OTAN e inclusive la ONU.
        La batalla legal por el uso de la patente llegó hasta las cortes internacionales. Sin embargo, se llego a un misterioso acuerdo: LabMort renunció a toda denuncia o investigación acerca de los origenes de los fondos de inversión que manejaba HARP Laboratory, a cambio, este declinaba al uso de la patente de la tetrodotoxina. Labmort  aceptaba el acuerdo, solo si los fondos de inversión de HARP erán monitoreados en conjunto con la ONU. En sintesís, la corte dio luz verde a la creación de dos "mega" monopolio que tenían fondos de inversión de dudosa procedencia legal.
        Ernesto "Che" Guevara afirmó que no se podía hacer una revolución a espalda de los yanquis ; dejenme agregar que,  muchisimo menos pudo haber surgido el Holocausto Z sin su consentimiento Lo cierto es que hubo un siniestro pacto de silencio entre LabMort y HARP que se quebró demasiado tarde. Los canales de noticias como la FOX, CNN, REUTERS, AP  no abrieron la boca por intereses  Miles de millones de conciencias fueron silenciadas por miles de millones de dolares. Solo la prensa libre hizo su valeroso, pero inutil intento de denuncia a la corte internacional. Las restantes denuncias  fueron "oidas"por una ONU complice del denunciado.
       Tampoco sirvió el valiente intento del sabotaje informatico al Pentagono por parte de la Red  "Anonymus", las denuncias teatrales en París por parte de GreenPeace, o la espontanea marcha de jovenes "indignados" en todas las sedes de Europa de los laboratorios.  La "tetrodotoxina" ya estaba metida en las venas del mundo. Era solo cuestión de tiempo.
      Los Gobiernos, que nacieron como garantes del Estado de Derecho, se vieron obligados a tomar un brusco giro politico. Se proclamó el E.M.S (Estado de Sitio Mundial). Las ensanchadas columnas de infectados siendo reprimidas por la infantería era una imagen repetida en el noticiero de las ocho. El concepto "zombi" estaba en su etapa  germinal. Se debatió calurosamente este asunto, empujado en especial por la Iglesía Catolica que argumentaba que esas personas fueron resucitadas como lo profetizaba las Sagradas Escrituras.
     Aemás la prensa mundial insistía en rotularlos como "infectados" porque se manejó la posibilidad de curación. El razonamiento era este : "LabMort lo hizo, LabMort lo soluciona.". Se especulaba que el antivirus estaba en la sede central de Haiti. Esperando con cautela que sucediera todo esto, para poder vender el antidoto a un costo muy barato y masivo. La estrategia de marketing era una jugada arriesgada, pero brillante si se hacia en tiempo y forma. Pero no se tomo en cuenta el factor azar como variable. "Dios no juega a los dados", afirmó el fisico Albert Einstein, mucho menos debió hacerlo LabMort. Se pago muy caro ese error fatal.
      Con una magnitud de 7.0 con epicentro a 15 Km de Puerto Principe. Un sismo con replicas en Cuba, Jamaica y Tobago con una profundidad de 10 Km había provocado millones de muertes en Haití. Las muertes no fueron tapa de los diarios. Muertes sobraban. El mundo lamentó haber perdido toda esperanza de conseguir la cura. Con LabMort en ruinas y sin la logística para distribuir el antidoto internacionalmente, el mundo firmaba su sentencia. Condenado al Holocausto Z.
        Aún recuerdo que antes que los medios dejarán de transmitir (pues... ¿Quienes lo verían? El "rating" era ahora un concepto obsoleto) hubo una brevisima transmisión en todas las cadenas de Noticias del CEO de LabMort, Olaf Narcisse. Este responsabilizaba del terremoto de Haití a HARP Laboratory. Acusaba que tenían guardada una poderosisima arma secreta capaz de producir desastres naturales. Por supuesto, nadie le creyo.
       La sociedad argentina entraba en periodo de "oscurantismo.". Un brote de religiosidad desenfrenada y fervorosa . Miles se rindieron, bajaron los brazos, agotados se dejaron devorar voluntariamente por los infectados. "Entregate a Su Voluntad", rezaban las pintadas en los carteles de cartón. Las Catedrales se llenaron de devotos, miles de millones marcharon con velas a las Iglesias. Para muchos las profecias del Apocalipsis y sus jinetes se estaban cumpliendo al pie de la letra.
       Las bocinas, las sirenas, los disparos se me vienen a la mente como si fuera ayer. Pero mas me acuerdo de los gritos de las victimas, los gruñidos de los infectados devenidos en zombis. Los seres queridos devorandose: una niña encima de las tripas de su padre, una esposa incapaz de acuchillar a su marido resucitado, una maestra jardinera dejandose morder por cientos de niños del jardín, un policia de la Federal volandose los sesos con un arma en vez de protegerse, un sacerdote apoyando la cruz en la frente de un adolescente con los ojos emblanquecidos.
      Se tomaron medidas extremas, que hasta me cuesta plasmarla en letras. Muchos asesinaron a sus propios bebes y niños. Familias enteras se mataron en macabras rondas de  ruleta rusa. Tambien muchos se tragaron sus pertenencias,  se metieron por todo orificio existente con tal de evitar el robo de las patotas urbanas. El paisaje era identico al de la nevada blanca en Bs As del cuento del Eternauta.  Salía a flote el lado marron de los porteños. Amanecía Bs As mas muerta que viva. "No llores por mi Argentina, te quiero cada día más" rezaba una canción. Nadie la oía.  El amanecer de los muertos había surgido.

      
      
[ El posteo de este blog es de mi exclusiva autoria. Se prohibe la copia o divulgación de dicha información sin mi autorización siendo una violación de la ley de propiedad intelectual ]
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario