Recibe mis post a tu Mail

sábado, 3 de diciembre de 2011

Azucena Parte II

La niñita había pegado el grito en el cielo. Naatan me lastimaba de la mano de la fuerza que me la apretaba
- No me dejes Papi- sollozaba.

La mujer en un pestañeo corrió hacia la niñita. Lo que vimos fue un cuadro necrologico sugerente. En el piso de la farmacia había un cadáver en un estado muy avanzado de putrefaccion, el rostro estaba en un estado semi cadaverico, excepto por los dos ojos que estaban desorbitados, pero enteros. El cuerpo emanaba un hedor típico. Su mano estaba agazapado a una muñeca de lana. El cadáver tenía un uniforme de policía.
La niña estaba petrificada frente a esa escena. Seguramente no fue el primer cuerpo que vio. Pero vaya uno a saber que la movilizo para pegar semejante alarido. Lo que estuvo claro es que el desconcierto era de Naatan y mío. La mujer al ver la misma escena, la abrazo muy fuerte, en pleno entendimiento del comportamiento de esa niña.
El grito tuvo su efecto. En las puertas de la farmacia pudimos escuchar los pasos rastreros de los no muertos. Sus gemidos fétidos, sus golpes al vidrio se hicieron presentes. Improvisamos un azaroso plan B al huir por los baños del fondo de la Farmacia. Los niños pasaron sin dificultad por las ventanas. En tan solo media hora la farmacia estaba poblada de zombis ex ricachones de Madero.
Una noche mas, cuantas van. Ya perdí la cuenta. Es el paso previo de perder algo mas importante. Perder el sentido de todo. Por suerte mi síntesis de mi existencia estaba adelante mío, tirado en una improvisada cama. Lo cierto disfruto de ver a Naatan durmiendo. Me emociona, y como estúpido hay veces que lloro de tan solo verlo. Eso solo era ya un motivo de estar vivo, y no andar como zombi por Buenos Aires.
La niña no podía conciliar el sueño. Esa imagen lo había traumado. Cuando , finalmente se durmió. Hable con la mujer. La verdad que lo hacia por Naatan, que estaba realmente preocupado por ella. Le prometí antes que se durmiera que averiguaría que le había pasado. Podía entender sin dudas los motivos de sus tristeza. Tan solo miren la ciudad. Buenos aires olía podrido. No eran los tachos de basura. No. Todo había cambiado. Los muertos reinaban las calles. Quiza ver ese policía muerto, ese símbolo de autoridad, autoridad perdida era lo que golpeaba duro en esa niñita hermosa. Quiza ese policía que sujetaba con firmeza esa muñeca, era un símbolo de un padre que trato, inútilmente de aferrarse a su niña. Eso explicaba tanta protección de parte de su madre. Quiza sea eso.
Esa niñita era una muñeca. No pertenecía a este mundo. Quiza alguien que envistiera ese traje de seguridad era lo que mas necesitaban ahora. Si era eso, conmigo no podrían contar. Nunca fui una persona segura de mi misma. Es mas, me enorgullezco de mi inseguiridad que me ha permitido estar vivo contando esto. Podría si, volver a hacerle el amor. Pero eso de confiar jamás. Mi prioridad era Naatan, y ella lo entendía muy bien.
Ella en un momento de debilidad, no puedo guardarlo mas, en un mundo de muertos, hablarlo quiza la redimía. La hizo sentir paradójicamente viva. La idea era mucho mas simple de lo que creía. Su padre fue un alta funcionario político de un mundo que no existía mas. El padre tenía la costumbre de prepararse un whisky a la noche. Preferentemente, si lo preparaba la niña. Eso siempre era después de drogar a la esposa. Su pasatiempo preferido era verla pintarse los labios con sus manitas diminutas. Acercarle el escocés y obligarla a bailar. Si se negaba era peor. Se ponía violento, bah, mas violento quise decir. Si hacia lo que su papa pedía había un premio. Dormir sin marcas. La mujer muy raras veces se retiraba las manos del rostro cuando me confesaba estas bajezas. Entendi que era injusto con este mundo post zombi. Añoraba un mundo en donde ya existían los monstruos. Solo que se escondían bastante bien de los humanos. Maldito hijo de perra que recibió su merecido. Bah, la ultima palabra seria de la niña. Y por su ultima reacción las llamas del infierno seguían encendídas.

Continuara....

[El posteo de este blog es de mi exclusiva autoria. Se prohibe la copia o divulgación de dicha información sin mi autorización siendo una violación de la ley de propiedad intelectual ]

No hay comentarios:

Publicar un comentario